DISEÑO APLICADO A TU VIDA

LIFE DESIGN JAIME ARANDA DISEÑO DE VIDA DESIGN THINKING COACH 018
LIFE DESIGN JAIME ARANDA DISEÑO DE VIDA DESIGN THINKING CAREER COACH 021
LIFE DESIGN JAIME ARANDA DISEÑO DE VIDA DESIGN THINKING COACH 010

¿DISEÑAR MI VIDA?

¿Tienes un plan?

Desde un punto de vista optimista, tu vida adulta, esa parte sobre la que tendrás alguna capacidad de decisión, durará unos 60-70 años. Cuando la revises en retrospectiva, parecerá fácil unir los puntos, identificar fases y motivaciones… como si hubieras tenido un plan pero, realmente, ¿cuánto habría sido mera casualidad? ¿y cuánto consecuencia de decisiones conscientes?

¿O es que te has parado a definir una estrategia alguna vez?

Sí, sí… lo sé, la vida es impredecible, en cualquier momento todo puede tomar un rumbo diferente, no podemos anticiparnos al futuro y, además, está en permanente cambio, ¿no? ¿Quién sabe cómo serás dentro de uno? ¿cinco? ¿diez años?

Quién sabe…

Es cierto. He vivido momentos difíciles y complicados donde casi nada tiene sentido, otros donde mis deseos eran irrelevantes y situaciones donde mis preferencias vitales resultaban poco más que un capricho infantil frente a la gravedad de la situación. La alta entropía que se concentra en esos momentos hace terriblemente débil cualquier plan o estrategia.

Sin embargo, ¿crees que no tener uno es la mejor opción?.

Ya que tu realidad puede cambiar radicalmente en cualquier momento… ¿para qué trazar un plan u objetivos? Es posible que prefieras fluir, no planificar, dejarte llevar, confiar en los hados, las musas, o en fuerzas mayores que tú que actuarán de forma justa… ¿es lo que piensas?

¿Crees en el destino?

Si tu respuesta es afirmativa, creo que poco puedo aportarte. Puedes ahorrarte la lectura y seguir navegando…

Si por el contrario crees que tus decisiones construyen tu futuro, que el autoconocimiento te ayuda elegir en la mejor dirección para ti y que el análisis y la reflexión dan sus frutos, entonces es probable que pueda echarte una mano.

(RE)DEFINE LOS ELEMENTOS QUE CONSTRUYEN TU VIDA

No, yo no creo en el destino. 

Como paradójicamente dijo Neo: «No me gusta la idea de que no pueda controlar mi vida.» Por ello no permito que sea ‘algo’ en mi vida y considero que soy bastante responsable de mucho de lo que me pasa. Para bien y para mal.

Asumo mi responsabilidad, tal vez más de la necesaria, y me encargo de entender aquello que sucede a mi alrededor (y en mi interior), que considero que puede tener mayor o menor impacto en el desarrollo de mi vida. 

Si hay algo que me va a afectar, me gusta entenderlo. Si necesito alcanzar o conseguir algo, me esfuerzo por entender todos los detalles para comprender el reto con la mayor definición posible….

¿Cuáles son esas piezas? ¿Esos elementos?

 Las que realmente te importan o afectan pueden ser muchas o muy pocas. Cambian para cada persona. Aunque hay algunas clave como:

  • Tu concepto de una vida exitosa.
  • Lo que entiendes por trabajo y lo que esperas de él.
  • Tu edad y los años que te quedan por vivir.
  • Tu itinerario profesional hasta ahora.
  • La manera en la que enfocas las relaciones (de cualquier tipo).

Aunque te parezcan ideas muy abiertas, el proceso en LIFEDesign parte de ellas para concretar dónde estás y hacia dónde puedes ir. Nuestro trabajo se orientará a diseccionar tu realidad y parametrizarla de modo que tengamos vías para actuar de forma objetiva y perceptible sobre ella.

Con esos parámetros identificados, podremos construir un panel de control a través del cual poder testear, prototipar y ejecutar estrategias que modifiquen tu vida y tu trabajo de forma consciente e intencionada. Descubriremos ‘sistemas’ o lógicas que ya funcionan en tu vida y podremos entenderlas, modificarlas o eliminarlas según proceda. Diseñaremos métodos para provocar el cambio o el avance.

Es importante que entiendas que esto no es auto-ayuda.

Si quieres ponerle un nombre a lo que hacemos en LIFEDesign, puedes llamarle algo así como auto-ciencia. Un conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que deduciremos principios individuales sobre tus objetivos personales y profesionales que nos permitirán experimentar, actuar y obtener resultados y/o aprendizajes.

Obtendremos unos criterios de medida y percepción del cambio que, una vez los integres, te permitirán no sólo ser más consciente del camino sino también percibir mejor las oportunidades que éste te brinda y tener criterios para tomar decisiones al respecto.

DISEÑA. PROTOTIPA. VALIDA. EJECUTA. MIDE. RECALCULA.

Es hora de parametrizar.

Con los elementos que componen tu vida identificados, podremos caracterizarlos. Identificar nuestros máximos y mínimos, nuestra tolerancia. Las temporalidades que pueden afectarles, ‘épocas’ previsibles, tiempos bloqueados por algún hecho o situación vital… Hasta cuándo son válidos o viables, ¿hay puntos de no retorno? ¿caducidades? ¿hay un ‘dónde’ para cada alguno de ellos?

Puede que nunca te hayas planteado tu realidad de este modo tan analítico pero, aunque algunas cosas te parezcan intangibles, parametrizarTE las hará más accionables y esas acciones deberán ser concretas, contables, para poder alcanzar un objetivo que es concreto desde un inicio.

Si quiero ir del punto A, al punto B… 

Para alcanzar esas metas construiremos estrategias que prioricen y establezcan métricas e hitos que nos permitan validar los avances de forma total o parcial. Diseñar estas estrategias en si mismo constituye un aprendizaje que nos ayudara a discernir si un camino es más o menos interesante para nosotros y entender qué pasos puede entrañar. 

Estas estrategias serán rutas de un viaje que nos facilitarán llegar desde el punto de partida al destino deseado. Estarán construidas mediante paradas concretas que afecten a nuestro tiempo, trabajo, familia, hábitos, inversiones, formación… y que probablemente abran nuevos recorridos que inicialmente no contemplabas.

Diseñar implica experimentar. Debemos probar cosas diferentes si queremos nuevos resultados.

Al exponernos a la labor de (re)pensarnos a través de estrategias que nos lleven a nuevos escenarios, seremos capaces de adquirir conocimiento racional y emocional que nos dará información sobre si estamos actuando en la dirección correcta o no.

A través de la experimentación adquiriremos un criterio más elaborado sobre qué queremos para nosotros y qué no nos interesa tanto en este momento, ya que el cambio es posible permanentemente.

Una matriz personalizada para tomar tus decisiones futuras.

Cuantificar tus decisiones, preferencias, acciones, avances y consecuencias, te permitirá tomar una u otra elección de forma íntimamente justificada. Del mismo modo, también serás consciente de cuándo estarás decidiendo ir en contra de lo que puedas haber definido previamente como un camino ideal o deseable.

El diseño de tu vida y tu trabajo no es una práctica que te limite. Simplemente es la construcción ordenada de una idea posible de tu yo  futuro sobre la que puedes añadir, modificar y redefinir aspectos. Sin embargo, ahora tendrás asideros a los que agarrarte para orientar tu rumbo. Incluso cuando tu decisión sea fluir, tras este proceso lo estarás haciendo de forma consciente.

¿tienes alguna duda?¡Escríbeme!

Si tienes alguna pregunta sobre cómo funciona el asesoramiento o quieres consultarme algo que no aparece en la web, no dudes en rellenar el formulario de contacto y enviarme tu consulta. Estaré encantado de responderte.

13 + 7 =